Gestión de procesos

La reingeniería de procesos es un enfoque administrativo de gran aceptación entre las empresas en la actualidad, el cual consiste en administrar los procesos en vez de las funciones, re diseñando los procesos de la organización en vez de introducir pequeños cambios para llevar a cabo una mejora continua.

¿Cual es la diferencia entre la reingeniería de procesos y la gestión de procesos?

Usted puede pensar que esto es exactamente lo que hace la  gestión de procesos. No obstante, no es así, ya que son dos conceptos distintos. A continuación veremos sus diferencias y qué es la reingeniería de procesos.

Gestión de procesos Reingeniería de procesos
Se centra más en la automatización de procesos, por lo que su riesgo es menor. Es más arriesgado y tiene como objetivo rediseñar la compañía desde abajo hacia arriba.
Se centra en un proceso a la vez, utilizando lo que ya existe. Elimina todos los procesos, empezando todos desde cero.
Se trata de gestión y optimización. Se trata de rediseño y cambios radicales en los procesos.
Es importante que esta metodología sea insertada en la cultura de la empresa, pero el cambio es gradual y por lo tanto más fácil de seguir. En la reingeniería de procesos, se puede reconsiderar incluso la misión y la visión de la empresa, lo que puede provocar cierta incomodidad y dificultad a las personas involucradas.
El cambio es gradual, cíclico y sin fin – para asegurar la continuidad. Los cambios suceden rápidamente y a la vez – para evitar el apego a los sistemas del pasado.

La gestión de procesos contribuye directamente a la satisfacción del cliente y actúa en los procesos específicos que tienen que cambiar, dándoles prioridad.

El chamuco analiza los procesos de negocios en todo momento para poder adaptar los recursos tecnológicos necesarios y así adaptar el open Source o código abierto en la cultura empresarial.